Winery 782704 1280

La paradoja francesa: el consumo de vino reduce el riesgo cardiovascular

A finales de los años 80, un hecho insólito centró la atención de los estudiosos de la salud a nivel mundial: ¿cómo podía ser que los franceses, con el alto consumo que realizan de grasas saturadas, tengan un nivel de problemas cardiovasculares bajo? El estudio MONICA arrojó los bajos índices de mortalidad en Francia debido a infartos e ictus. ¿El secreto de esta paradoja francesa? El consumo moderado de vino, sobre todo tinto.

El investigador francés Serge Renaud fue quien descubrió el secreto del ingrediente protector: el consumo de vino reduce el riesgo cardiovascular. La publicación de este resultado en 1991 desencadenó una subida del 40% en las ventas de vino en Estados Unidos y la elaboración de múltiples estudios a cerca de los efectos beneficiosos del vino.

No obstante, los expertos insisten en hacer un consumo moderado de vino y mientras tanto se investiga en la realización de fármacos con uno de los componentes supuestamente beneficiosos: el resveratrol.

Más información en Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC)