+34 93 416 12 20 contacte@opc.cat

Los científicos buscan el café perfecto

Los científicos han dado un nuevo paso para conseguir el capuchino perfecto al secuenciar el ADN del grano de café. Los consumidores y los productores se beneficiarán del avance científico, ya que éste permitiría cultivar variedades más productivas, más resistentes a las enfermedades y con más aroma, y ayudaría a reducir la volatilidad de los precios.

El cambio climático ha hecho estragos en la producción en los últimos años en un momento en el que el proceso de urbanización hace aumentar la demanda de café. Este año, una severa sequía asoló Brasil, el mayor productor mundial de café, elevando la variedad arábica que cotiza en Nueva York a máximos de dos años de 2,19 dólares la libra (aproximadamente medio kilo).

«Es un paso muy importante», de acuerdo con Dominique Crouzillat, un biólogo molecular de Nestlé que realizó el estudio junto al Instituto de Investigación para el Desarrollo y el Centro Nacional de Secuenciación, ambos franceses, y la Universidad de Buffalo.

En los últimos años, los científicos han hecho grandes avances para descodificar el ADN de alimentos básicos con el fin de desarrollar cultivos modificados genéticamente y adquirir conocimientos sobre artículos de primera necesidad como el trigo y el arroz. Al estudiar la relación entre la estructura del genoma del grano de café robusta y otras especies como el té y el cacao, los investigadores pudieron aprender cosas sobre el proceso evolutivo del café.

La variedad robusta es el grano de más baja calidad empleado en el café instantáneo, y tiene un sabor más fuerte en comparación con la variedad arábica, utilizada para el expreso y el capuccino. Sus ventas también están aumentando más deprisa ante la creciente demanda de café instantáneo en los países en vías de desarrollo.

La secuenciación del genoma del grano robusta intensificará los esfuerzos para descodificar el ADN de la variedad arábica, algo que los científicos lograron parcialmente hace una década. La secuenciación del ADN del grano robusta ofrecerá pistas para descodificar el de la variedad arábica, al ser un híbrido entre el robusta y otras especies.

Fuente: Expansión